500.000 visitas

El pasado miércoles 7 de febrero colgábamos en la página web este cartel:

checanos.com
500.000 VISITAS
hoy celebramos el medio millón de visitas,
  una cifra que nos anima a continuar y a mejorar día a día.  
¡GRACIAS POR VUESTRA FIDELIDAD!

 
que hemos mantenido durante siete días porque, la verdad sea dicha, celebrar sólamente durante un día lo que ha costado una década nos hubiera sabido a poco.

Es bueno momento para recapitular y hacer balance de la situación de la web. A lo largo de estos años ha tenido varios cambios técnicos y de contenidos.

Entre los cambios técnicos, destaca la sustitución del gestor de contenidos (postnuke/zikula) que nos ha acompañado desde 2003 a 2010 por uno nuevo (joomla) con más versatilidad y mejor soporte (menores conocimientos técnicos y mayor orientación a usuario final).

También por razones técnicas estamos migrando en estos días las galerías de fotos para que estén integradas y sean más faciles de manejar al usar las fotos.

Hay que citar el abandono de los chat y foros, por su baja utilización y porque hay otros espacios a donde se ha mudado la comunicación. Facebook o tweeter con sus muros y sus tweets son hoy en día el lugar donde la gente deja sus mensajes.

La página de checanos.com, que se ha mantenido como un portal “institucional” al margen de las redes sociales, debe aproximarse a estos nuevos espacios en la medida en que facilitan la participación sin olvidar a quiénes no desean integrarse en esas redes.

En el corto plazo, además de recuperar las galerías de fotos (en algunos casos con problemas de caracteres extraños en los nombres), pondremos en marcha, el próximo 23 de febrero, un apartado de efemérides coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de D. Lorenzo Arrazola. Se trata de recordar nuestras cosas checanas. Hechos históricos, acontecimientos, las personas que nos dejaron, etc. Envía tus efemérides, la fecha y la foto si quieres de tus seres queridos y les dedicaremos un recuerdo.

Después… Proyectos y buenas intenciones no nos faltan pero la prudencia no nos deja prometer lo que nos gustaría. Tiempo al tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *