HUELGAS

HUELGAS

Localización
(Huelgas de Don Juan) 40º 25´ 35´´ N   01º 51´ 04´´ W (MTP 565-I)

(Huelgas de las Molatillas) 40º 24´54´´ N 01º 49´19´´ W (MTP 565-I)

Ambos parajes se encuentran al sur del término municipal, próximos entre sí, pero de difícil conexión debido a lo accidentado del terreno que los separa. Tienen en común que están situados en la ribera encajonada del río Tajo, que en ese lugar hace de límite administrativo entre las provincias de Guadalajara y Cuenca. Las Huelgas de las Molatillas se ubican aguas arriba, mientras que las Huelgas de Don Juan están aguas abajo y más al norte (el río Tajo desde su nacimiento traza su curso en dirección norte). El acceso a esta zona precisa tomar la misma pista que desde Orea se dirige hasta Villanueva de las Tres Fuentes, seguirla sin abandonarla hasta llegar a los Corrales de Umbría Negra, donde nos desviaremos por un camino en dirección sur hasta llegar al río (ver Mapa t.m. Checa 01).

Etimología

Es un orónimo que según el Diccionario de la RAE (01) procede del celta olca, campo labrado y lo describe como “campo de cultivo especialmente fértil”. CASARES (02) añade “tiempo que está la tierra en barbecho”. COROMINAS (03) puntualiza que “nada tiene que ver con holgar y sí con el celtíbero olga variante del galo olca, campo fecundo”. CALERO (4) se centra más en su significado concreto en el área de la serranía de Cuenca y propone “terreno cultivado a la orilla de un río, donde normalmente viven sus propietarios. Se encuentra a un nivel más bajo que el hocino.”

En el caso de Huelgas de Don Juan se refiere probablemente al propietario de dichas tierras. En el caso de Huelgas de la Molatilla ver dicho topónimo.

Observaciones

El término municipal de Checa se caracteriza por una marcada orografía con dos áreas diferenciadas por el tipo de materiales que las constituyen.

En la parte norte se alzan los macizos paleozoicos con alternancia de cuarcitas y pizarras, donde la erosión ha generado un modelado en crestas y cuestas en las primeras y de valles en las segundas. En conjunto se observa un paisaje montuoso pero de líneas suaves.

Al sur de la población se alzan los potentes afloramientos mesozoicos calcáreos fuertemente plegados, y en menor medida los sedimentos paleógenos detríticos. La red fluvial cuaternaria aprovechó las características de los materiales calcáreos encajándose profundamente en ellos creando hoces y gargantas de laderas verticales.  La belleza de estos paisajes es espectacular aunque su transito puede llegar a ser insalvable en algunos puntos.

En los profundos cañones del Tajo la erosión ha ido formando estrechos espacios en las riberas, donde los aportes de las crecidas han depositado una capa muy somera de tierras. Esto permite una agricultura muy temporal y condicionada a la elevada altitud, lo que unido a la lejanía del núcleo urbano que impide el cuidado diario, terminó destinándolas a zonas de pasto para el ganado.

En ambas localizaciones no he detectado edificaciones, si bien en la segunda sí que hay ruinas pero en la parte superior del cañón.

———————————————————————————————————-

(01) Real Academia Española “Diccionario de la Lengua Española.” p.796.

(02) Julio CASARES “Diccionario ideológico de la lengua española” p.457.

(03) Joan COROMINAS “Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana”

(04) José Luis CALERO “El habla de Cuenca y su serranía.” p.159.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *