La mañana de San Bartolomé

El 24 de agosto es el día grande de las Fiestas. La mañana gira en torno al acto religioso de la Misa Solemne a San Bartolomé Apóstol y la procesión. La Corporación Municipal con el Alcalde al frente recorren las calles del pueblo en búsca de las madrinas de San Bartolomé (este año madrina y padrino, por primera vez).

Es uno de los momentos más esperados. Por fin se desvelan los vestidos, la teja y la mantilla utilizada. Este año, además, se añadía la incógnita de cómo iría la pareja. A juego y en verde fue la respuesta:

La misa transcurrió con una de las novedades a las que nos tiene acostumbrados nuestro párroco, la presentación de cartulinas, pintadas por los niños de Checa, con los enunciados del Credo en el anverso y una relación de deseos en el su parte posterior. Se fueron colgando en varios lugares de la iglesia y se irán descolgando y desvelando sus contenidos a los largo del año.

Antes de salir de procesión Estrella Arrazola fue invitada a recitar sus poemas a San Bartolomé recibiendo calurosos aplausos de todo el público. 

Seguidamente salimos en procesión.  Procesión hasta la Calle Larga y allí se hizo «La Reverencia» o el «Saludo al Santo» según lo digamos los checanos o lo leamos en diversos apuntes turísticos.

Antes de comenzar Alfredo Ortega, el primero en hacerlo a partir de este año, pidió un minuto de silencio en memoria de Julián Samper, fallecido recientemente, quién le había precedido en la Reverencia hasta el año anterior.

La procesión continuó por Las Veguillas sin ningún tipo de complicación, aunque hubiera habido opiniones a favor y en contra días antes. Eso sí, el rastrojo estaba pisado por una máquina o rodillo que facilitaba el paso.

Después de Las Veguillas, el paso por Los Barandados, bajada y subida a la ermita de la Virgen de la Soledad y regreso a la iglesia.

 -oOo-

La polémica del rastrojo (1,2,3,4) nos ha hecho reflexionar sobre lo que se hace bien y lo que se puede mejorar, sobre mantener las tradiciones y sobre las tradiciones que han cambiado o se han perdido. Nos ha servido para recordarnos que hubo una «hermandad del Santo y la Virgen erigida en el año 1676» que «deja de existir por motivos omitidos en el año de 1910-1924». Nos ha servido también para oir que «los mozos bailaban la bandera» y según alguna fuente más «que se bailaba en el Tiro de Barra».

Recuperar lo perdido puede ser un paso de gigante en este momento, pero mejorar lo que hay no es difícil. Tenemos un año por delante para pensar en ello.

Todas las fotos de la mañana en el álbum 24 agosto – San Bartolomé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *