Orgullosos de nuestra gente y de nuestros vecinos

Este fin de semana hemos estado en Checa y hemos dado una vuelta por la zona quemada.

En pocas palabras, podríamos decir que lo sucedido ha sido un milagro para lo que podía haber pasado. Al acercarnos a Chequilla vimos que La Vaqueriza estaba intacta, entre ésta y Checa hay varios vallejos que está quemados y otros no. La parte derecha de la carretera de Molina entre Chequilla y el Picorzo está prácticamente quemada. A la izquierda en el Juan Lorente y en la Atalaya solo quedan cenizas. Valhondo, la Fuente Cabañeros, las Hoyas, el cerro del Motriqués, la majada de las Cabras… Han sido pasto de las llamas. 

Sin embargo, la joya de nuestros pinares, La Espineda, se ha salvado. Gracias a la intervención decidida de todo un pueblo, unido tras su alcalde que supo hacer uso de su autoridad en los momentos más críticos; y apoyado por mucha gente de los alrededores, Tordesilos, Pinilla, Orihuela… 

Checa ha vivido días de solidaridad y agradecimiento que no olvidará.   

Incendio en Chequilla - Vista desde el Solanillo - Foto Jesús Caja

Vista del incendio desde el Solanillo – Foto Jesús Caja

Más fotos en el álbum: Incendio en Chequilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *