Sevilla, tarde de frío y viento para Juan Ortega

El fin de semana pasado, mientras en Checa nevaba, los checanos tuvimos ración doble andaluza. Navalentisco y Sevilla. Comenzaremos por dar cuenta del viaje a Sevilla que nos llevó a la novillada en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, por aquello de que las noticias si no son recientes no son de interés. 

Juan Ortega encabezaba el cartel junto al valenciano Román y a Lama de Góngora con novillos de Núñez del Cubillo (el tercero de Fuente Rey). El día se presentaba raro, como comentábamos en tweeter, amenzando lluvia, ventoso y frío. En una palabra, poco sevillano. A pesar de todo había una buena entrada, tres cuartos de plaza, para una novillada y un público predispuesto a Lama de Góngora, tal como pudimos sentir por la mañana en los bares que recorrimos. 

Lo mejor es que dejemos las crónicas de la novillada a los medios:

Gélida tarde en Sevilla (aplausos.es)

“Juan Ortega saludó una ovación ante el primero de la tarde, un animal obediente y pronto con el que realizó una faena irregular donde el viento fue el protagonista. Predominó el pitón izquierdo por donde se encontró más a gusto el torero que coronó su actuación de una estocada brillante. El cuarto fue el de peor condición de los lidiados hasta ese momento. Reponiendo, de corto viaje y sin querer pasar, cuando lo hizo fue de forma deslucida. Juan Ortega lo probó, lo intentó pero no tuvo ninguna opción.”

El frío se adueñó de la tarde (mundotoro.com)

“Bonito el ejemplar que abrió plaza, aunque mostró poca fuerzas en su salida al ruedo, por eso se le dosificó el castigo en varas, seguido de un quite de Román por tafalleras. En el último tercio Juan Ortega estuvo generoso en los terrenos, sin importarle ir donde más viento soplaba. En el inicio, por el pitón derecho, hubo algún enganchón; lo mejor vino al natural, con buen trazo los muletazos. Enfrente, un ejemplar de Cuvillo, pronto y obediente, aunque con una embestida algo descompuesta en la muleta de Ortega, que remató con acierto a espadas. El cuarto fue el novillo de menos opciones, flojo y de poco viaje en su embestida. Ya lo marcó desde su salida y condicionó la lidia de Juan Ortega. Se justificó el novillero en su faena y al final buscó un arrimón en las tablas. Tras varios pinchazos saludó una ovación.”

Los titulares dicen bastante y abrir plaza con ese ambiente es más difícil todavía, pero es lo que había. Juan brindó ese novillo a su hermana Macarena y recogió una ovación con saludos (con petición de oreja, la única de la tarde, que las crónicas no reflejan). En su segundo, un novillo flojo y sin oportunidades, el viento nuevamente y la lluvia, que hizo su aparición, no ayudaron. Pinchazo, media y descabello acabaron también en ovación con saludos.

El resultado fue el mejor de la tarde aunque no calase y sea, sin duda, un resultado insuficiente para lo que Juan necesita.

En los artículos citados se pueden ver vídeos resumen de la novillada y algunos detalles de cada novillero. Por nuestra parte hicimos algunas fotos (álbum Sevilla) y vídeo (disponible primer novillo) que, a pesar de que no dan la calidad mínima que sería aconsejable, hemos subido para que podáis ver la faena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *