Sin mencionar

No parece justo cerrar las menciones hechas a los actos de la Semana Santa sin citar otros dos momentos importantes. La subida de la Virgen de la Soledad desde su ermita a la Iglesia y el regreso de la Virgen, el Domingo de Pascua por la tarde, nuevamente a su ermita. Este año no hay imágenes de ambos momentos pero ya tenemos archivo suficiente para poner las de otros años. Tendremos que tirar de oficio para poder poner cara a todas aquellas noticias en las que no hayamos estado presentes. 

No hemos citado tampoco cómo está el campo de verde, cómo bajan los ríos de agua. Ahí si que podemos aportar un dato: 252,1 l/m2 de precipitación hasta el 31 de marzo según la estación de Juanfran en la Era Marimala. En el bar El Puente no pudimos comprobar el dato exacto pero la cifra, de oídas era similar. En tres meses la mitad de lo que ha llovido en años como 2007, 2011 ó 2012 (ver 516 l/m2 en 2012). En el álbum Mucha agua podéis ver unas fotos del tercer puente, de la chorrera del Milla y un par de ellas de La Espineda para que os hagáis una idea. 

20130331-0828-tma-8006  20130331-0829-tma-8010  20130331-0830-tma-8012  20130331-0855-tma-8047

IMG-20130331-WA0000

IMG-20130331-WA0001

Tampoco se han mencionado otras actividades porque no las ha habido o no nos hemos enterado. No hubo baile en Checa porque el local que normalmente usa la Comisión está en la casa parroquial y su uso en estas fechas es comprometido. La gente con ganas de fiesta tuvo que salir a los pueblos vecinos, principalmente a Orea que había programado discomóvil.

Respecto al viaje a Navalentisco y, opcionalmente, a Sevilla no se apuntó gente al autobús por lo que esta opción queda descartada. Se mantiene el viaje a Navalentisco con 107 apuntados (probablemente algunos menos, 4 por ahora, por coincidencia de otras celebraciones en esa fecha).

Finalmente, poco antes de redactar esta nota hemos sabido que la novillada que Juan Ortega iba a lidiar en Mougron (Francia) ha sido suspendida por el viento y la lluvia. Una faena por el viaje y porque era la primera novillada importante de Juan este año. Un año que, a pesar de que arranca con renovado apoderamiento, será más complicado de lo que parece por la brusca caída de las novilladas. Y las que hay son, en principio, para los novilleros de cada casa. Juan tendrá que jugar en Sevilla todas sus cartas para que la temporada se le ponga de cara.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *