El Belén de la Iglesia, una obra de arte

Muchas horas, dedicación, esfuerzo y grandes dosis de creatividad, también mucho cariño y buenos ratos. Todo ello ha dado como resultado este precioso Belén de la Iglesia, conseguido gracias a la colaboración de vecinos de Checa.

La Aguaspeña rebosante de agua, un huerto que ha dado sus frutos, los pastorcillos camino al pesebre, animales que pastan libremente por el campo, la vida cotidiana de las pueblerinas que tienden ropa, y un sinfín de detalles que lo convierten en único y especial.

A quienes estáis lejos os lo acercamos para que lo contempléis, y aquellos que tengáis el privilegio de pasar estos días por allí, que lo disfrutéis.

¡Gracias a todos los que lo han hecho posible!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *