Fiestas 2014 – Vacas grandes mañana y noche

El año pasado fueron vacas pequeñas y el mayor peligro estaba en que te atropellasen. Sin embargo corrieron y la mañana resultó entretenida. Un año con vacas pequeñas casi obliga a que al año siguiente las vacas sean grandes. La opinión general se vuelve clara: las vacas deben ser grandes.

Este año tocaba vacas grandes y lo fueron. El riesgo es que se arrinconen y no haya quien las mueva. Pero no fue así, se movieron y dieron mucho, mucho juego. 

Por la tarde los disfraces siguen siendo una garantía de fiesta para las distintas peñas y ya en la plaza de toros nuevamente el Gran Prix que ya conocemos y que resulta muy ameno. Al acabar éste un novillo y becerra para los aficionados.

Por la noche vacas por las calles. En principio parece que iba a ser una pero la colorada de la mañana, que tenía clase y aguante suficiente, pudo salir cumpliendo -desde luego- el reglamento taurino. 

Los enlaces a las fotos de este día están en:

Aquí sí que merece la pena señalar el acierto de La Comisión al proponer vacas por la noche. Donde hay vacas y toros, hay fiesta y hay público. La prueba es que la noche, mientras las vacas estuvieron en la calle, fue un hervidero de gente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *